YVON LAMBERT

La perspicaz Mirada
By Avena, Patricia
YVON LAMBERT

Personaje histórico del mundo del arte parisino, galerista internacional, casi siempre contra la corriente y muy a menudo anticipándose a la moda, festeja con una exposición aniversario, Message personnel, 40 años de profesión, reuniendo obras de artistas que como On Kawara o Sol LeWitt, tuvieron su debut en la galerí­a. Gran coleccionista, paralelamente a su actividad de marchand, Yvon Lambert ha reunido más de 400 obras. Presentadas en Avignon en el palacete de Caumont, son el reflejo de su compromiso y pasión por el arte contemporáneo.
Si existe una galerí­a de arte contemporáneo que es absolutamente necesario visitar en Parí­s, es la galerí­a Yvon Lambert. Apasionado del arte, discreto, con una mirada chispeante y sonrisa tí­mida, se instala en Parí­s en 1966. Llega de Vence, su ciudad natal; allí­, el encuentro con artistas locales y el clima artí­stico del lugar -se podí­a encontrar a Chagall o Matisse- lo incitan a abrir su primera galerí­a en 1961. Un minúsculo local donde presenta obras en papel de artistas históricos como Lothe, Derain o Severini. Muy rápidamente Parí­s lo llama, y es en la rue de Seine que abre una galerí­a. Expone el arte geométrico de los años 20-30, donde muestra las tendencias geométricas, las más elaboradas: Van Doesburg, Moholy-Nagy, Gorin, De Stijl y la Bauhaus. Luego de ese pasaje por la abstracción geométrica descubre el minimalismo, el land art y el arte conceptual americano; Sol Lewitt, Robert Ryman, Richard Long, Cy Twombly, Brice Marden, Buren, Toroni ...Diez años durante los cuales Yvon Lambert será el descubridor de estas tendencias, en rue de l'Echaudé. Un encuentro determinante con estos artistas que exhibe y que se oponí­an al pop art, dominante en ese momento. ..."El periodo de los años 68-72 fue uno de los más interesantes y productivos de mi vida donde exhibí­ grandes artistas, aún desconocidos en esa época...". Pero un buen dí­a de 1976 se produce "el entierro" de la galerí­a, o mejor dicho un gran gesto artí­stico: Gordon Matta-Clark cierra la aventura excavando un agujero en el suelo; todo esta dicho.
Vendrán otras galerí­as en la capital, cerca del Beaubourg, el encuentro con una nueva generación de artistas, Combas, Di Rosa, Blanchard ...con la Figuración libre; el comienzo de una nueva aventura; presentará a Miquel Barceló, Joseph Beuys, Allan McCollum... . Finalmente en 1986 se instala en el Marais, en una antigua fabrica de prótesis de 750m2, un verdadero espacio de exposición en la rue Vieille du Temple, donde el espectador no deja de descubrir, de asombrarse, de reí­r, de rechazar o de dudar frente a las obras de Nan Goldin, Anselm Kiefer o Claude Lévíªque. Es la época en que el arte contemporáneo está en plena expansión, donde surgen nuevas individualidades que emergen y nuevamente la perspicacia de Yvon Lambert está presente.
Coleccionista advertido, desde los años 90 es un gran defensor de la fotografí­a. Sin hacer distinción alguna, expone artistas plásticos que hacen también fotografí­a, pero nunca fotógrafos de profesión. Artistas como Faucon, Louis Jammes, o Andrés Serrano "...Porque tienen universos singulares y diferentes, que en definitiva no tienen nada que ver con la fotografí­a. La exposición presentada en la galerí­a, de Andrés Serrano, fue un momento extraordinario. La manera encarnizada con la que se empeña en representar la segregación social, el sexo y la religión hacen de él un fotógrafo singular...".
Decididamente Yvon Lambert mira hacia el futuro y continúa innovando con entusiasmo y generosidad, creando en el año 2000 un espacio dedicado al arte del video-Le Studio. Sin ignorar nada de lo que puede ser nuevo, pero esa novedad no es nada a sus ojos, sin la fuerza y emoción, carnal o espiritual, que ella debe suscitar. Instalándose en el 2003 en Nueva York realiza su sueño y mantiene su posición internacional inaugurando una galerí­a en el barrio de Chelsea con una exposición en forma de manifiesto. El artista mexicano Carlos Amorales inauguró el espacio con una de sus instalaciones. Una elección para nada anodina de presentar al público americano el trabajo de este artista que se interroga sobre las diversiones populares y sus convenciones sociales.
Yvon Lambert habla de sus pasiones a veces con un silencio que lo dice todo. Y sabe apropiarse con elegancia y discreción de los talentos que cautivan sus sentidos. Es así­ como su galerí­a se transforma en el lugar de cita donde el espectador permanece mudo frente a la grandilocuencia casi impertinente de la creación artí­stica y al descubrimiento de un nombre o de un talento. Un lugar de pasaje donde quedarse se convierte en un placer.

Entrevista a Yvon Lambert

PA: ¿Cuál fue su primer contacto con el arte latinoamericano? Ya que se conoce su interés particular por los artistas norteamericanos.
YL: En lo que concierne al arte latinoamericano, siempre estuve muy atento a todo lo que ocurrí­a en América Latina, pero verdaderamente me preocupé por saber más sobre Carlos Amorales y Ernesto Neto. Actualmente son los dos únicos artistas sudamericanos que participan en la galerí­a. Ahora, si pensamos en un artista como Andrés Serrano, que aunque nacido en Nueva York es de origen latinoamericano, ya que su familia es de Honduras, es muy evidente que su trabajo es completamente latinoamericano. Son artistas latinos y sus trabajos lo son. También hemos mostrado en las ferias de Nueva York y Parí­s obras de Pedro Reyes, que considero tiene un trabajo muy interesante.

PA: ¿Cómo ve la creación latinoamericana con relación al contexto internacional?
YL: Veo y creo que es una creación que está aún en un estado de efervescencia, en movimiento, en gestación. Es verdad que hay lecciones del arte europeo y americano que están germinando algo que es verdaderamente interesante en América Latina y que se debe seguir con mucha atención. Vemos que algo va a surgir de ese inmenso continente del que se espera mucho.

PA: ¿Por qué eligió inaugurar su galerí­a de Nueva York con obras de Carlos Amorales? ¿Por qué ese afecto por él?
YL: Fue un bello homenaje el que le rendí­ a Carlos al decidir abrir la galerí­a con su obra. Podrí­a haber elegido un artista más conocido, o un artista americano, pero justamente tení­a el deseo de no comportarme como las galerí­as tradicionales de Nueva York, que escogen en general un artista americano. Yo no escogí­ ni un artista europeo, ni uno americano, elegí­ mostrar un latinoamericano. Además, porque la imagen de la galerí­a es la de no centrarse en una especie de academicismo, esto es lo que me interesaba también mostrar.

PA: A su parecer, ¿cuál es la especificación del arte latinoamericano con relación al arte contemporáneo internacional?
YL: La relación para algunos artistas es muy cercana; luego hay otros como Carlos Amorales cuyo trabajo es muy sudamericano pero que no cae en un folclore, que es lo que no me interesa. Él ha superado ese folclore, se sirve de su cultura para hacer un trabajo formidable y es eso lo que me interesa particularmente. Los artistas, hoy en dí­a, están muy bien informados de todo lo que acontece, pueden viajar con asiduidad y es muy fácil para ellos tener una información rápida de todo lo que sucede. Es así­ como el arte deviene internacional. Tenemos el ejemplo de Francis Al¿s que eligió vivir en México; hoy en dí­a las fronteras prácticamente ya no existen.

PA: ¿Planea nuevas exposiciones con artistas latinoamericanos en un futuro próximo?
YL: Sí­, en el mes de junio realizaremos una exposición de Carlos Amorales

PA: Luego de la exposición de Carlos Amorales, ¿tiene en vista otros proyectos con artistas latinoamericanos?
YL: Después, es la casualidad de un encuentro, el azar de un trabajo que se ve, que se realiza, que se descubre, son encuentros que hacen que no pensemos la misma cosa que otros.

PA: ¿Qué criterios tiene en cuenta en la selección de un artista?
YL: Lo esencial, para mí­ es que aporte algo nuevo a la historia del arte. Es mi primera preocupación cuando observo un trabajo y encuentro al artista.

 
   
Ernesto Neto. SALA DE CULTURE JARDIM TOTEM, 2005. Lycra, foam, rice, spices, pearls and objects. 350 x 1160 x 540 cm.
Ernesto Neto. TABA.OCA, 2005. Lycra, foam, rice, spices, aluminium. 500 x 1160 x 960 cm. Unique work. Courtesy: Ernesto Neto and Yvon Lambert Paris. Exhibition: There is nothing else to be seen, but the world, from March 24 to May 12, 2005, Yvon Lambert Paris. Photo: André Morin.
   
Carlos Amorales. View of the exhibition: A stage for an imaginary friend. From March 29 to April 24, 2003. Yvon Lambert Paris. Courtesy: Carlos Amorales and Yvon Lambert Paris. Photo: André Morin.
   
Andres Serrano. Rat Poison Suicide II. 1992. Cibachrome. Courtesy: Andres Serrano et Yvon Lambert Paris.
Andres Serrano. Jane Doe Killed by Police. 1992. Cibachrome. Courtesy: Andres Serrano et Yvon Lambert Paris.