REVIEWS - CHE! REVOLUTION AND COMMERCE

International Center of Photography, New York
By Villasmil, Alejandra
REVIEWS - CHE! REVOLUTION AND COMMERCE
La foto de Ernesto "Ché" Guevara tomada por Alberto Korda en 1960 es, probablemente, la imagen más reproducida en la historia de la fotografí­a. Titulada Guerrillero Heroico, la poderosa fotografí­a de Korda ha pasado de ser sí­mbolo de las luchas sociales en los cinco continentes a imagen de "marca" de una amplia variedad de productos de consumo. Su trayectoria de icono revolucionario a emblema de lo pop y lo kitsch es trazada en esta exposición a través de fotografí­as, pinturas, afiches, carteles, camisetas, pelí­culas y artí­culos publicitarios. Las aproximaciones a la imagen recorren no sólo su simbologí­a marxista y su uso para las causas de lucha polí­tica y social más actuales -como la condonación de la deuda externa del Tercer Mundo y el combate contra el imperialismo-, sino también la ironí­a, la parodia y la caricatura. La curadora de la exhibición, Trisha Ziff, asegura que el atractivo de la imagen de Korda es una combinación de factores formales, estéticos, conceptuales e ideológicos, considerando, en principio, que "el Che era un hombre muy carismático y atractivo". Para Ziff, que reside actualmente en la ciudad de México, Korda "supo ver la belleza del Che", toda vez que fue fotógrafo de moda antes de convertirse en el fotógrafo personal de Fidel Castro. El encuadre escogido por el célebre fotógrafo cubano contribuye además a mitificar la figura del Che. Fotografiado desde abajo, el Che, como retrato, encaja en el lenguaje visual del realismo social, a lo que se suma su mirada enigmática, que bien podrí­a evocar a la de la Mona Lisa. Lo irónico es cómo esta imagen de un revolucionario de izquierda, del comunismo ha llegado a utilizarse indiscriminadamente en el sistema capitalista, insertándose con "naturalidad" en la imaginerí­a popular y la sociedad de consumo. La muestra incluye a los artistas Rubén Ortiz Torres, Pedro Meyer, Raúl Ortega, José Angel Toirac y Vik Muñiz, éste último con una fotografí­a que reproduce la mí­tica imagen hecha con frijoles.