EDUARDO PLA

Un Artista del Arte Digital
By Faccaro, Rosa
EDUARDO PLA

La obra de Eduardo Pla instala el concepto de la nueva iconicidad en el espacio público.
La esfera como alusión al modelo de totalidad representa la forma ideal por excelencia, su cualidad visual de rapida lectura y pregnancia, la ubica en el contexto del arte universal como un simbolo identificario de un lenguaje espacial integrador.

Uno de los primeros artistas argentinos que incursionó en el arte digital en el campo de las artes visuales ha sido Eduardo Plá. Su formación de diseñador en Milán, Italia,y su trabajo en el estudio Alchimia, le brindó las posibilidades técnico artí­sticas que el arte virtual proporcionaba en la exploración del diseño de las diversas disciplinas artí­sticas.
Es en las numerosas Instalaciones llevadas a cabo en los últimos años, y en la construcción de las mismas, que el arte digital le va a brindar a Eduardo Plá, la experiencia de encarar proyectos internacionales de proporciones poco frecuentes donde el estudio previo del espacio y las resoluciones del mismo se realizan desde la pantalla de una computadora. Estas investigaciones del arte digital denominadas por Lyotard Inmateriales van a convertirse en una tarea exploratoria para encarar el uso de nuevas posibilidades visuales en la dimensión del espacio real. El artista ha experimentado estos resultados y sus efectos icónicos en el campo de la instalación, tanto en recintos cerrados, como al aire libre en plena naturaleza.
- La esfera como modelo de unidad e integración
La esfera es el sí­mbolo de la totalidad, como el rotundus alquí­mico. Correspondiente al espacio de tres dimensiones. Para los presocráticos la esfera equivalí­a a infinito ( lo único uno ) e igual a si mismo, con los atributos de homogeneidad y unicidad. Emblemáticamente, la esfera se identifica con el globo que, por similitud con los cuerpos celestes, se considera alegorí­a del mundo.
Pero aún existe otro significado de la esfera, más profundo si cabe, Sphairos, equivalente a infinito, y en su Banquete, Platón, al referirse el hombre en estado paradisí­aco, anterior a la caí­da, lo juzga andrógino y esférico, al ser la esfera imagen de la totalidad y de la perfección.
Una constante formal en la obra de Eduardo Plá es la esfera; a ella se remite para cerrar perí­odos o ciclos, es decir, el artista intenta dar un sentido de totalidad a ese abanico abierto de sus propuestas creativas. Siempre atento a la participación en los eventos artí­sticos más exigentes donde el arte digital ha ocupado un lugar predominante en las artes visuales de nuestro tiempo y, valiéndose de las tecnologí­as electrónicas, ha visto conveniente en sus anteproyectos la inclusión de la esfera como un cuerpo preferencial.
Los deseos de unidad e integración se hallan en la idea de la construcción esférica ya que convergen los diagramas que se expanden, y al mismo tiempo se concentran en una unidad de ritmos y secuencias que retornan a un orden simbólico.
- El sueño de la esfera
Una obra importante construida por el artista últimamente en uno de los espacios públicos de reciente urbanización y reciclaje, me refiero a Puerto Madero, es el Sueño de la Esfera, emplazada en la esquina de Olga Cossetini y Manuela Sáenz. Esta obra de estructura metálica esta forrada con gajos de plata galvanizada y retapizada con tubos de neón. Esta escultura esférica de tres metros de diámetro fue instalada en el año 2002.
En Arte Ba 2001, presenta el Ballet Triádico inspirado en la obra de Oscar Schelemmer, en el cual integra el teatro, la pintura, y la animación.
En la Bienal Mercosur en Porto Alegre año 2001, Plá enví­a una esfera de gran dimensión representando a la Argentina; ella está sostenida a través de un montaje que flota sobre las aguas frente a la ciudad, en el tamaño de seis metros de diámetro.
En la Bienal Internacional de Arte en Buenos Aires, año 2002, realiza el montaje de Pentaplaneta. Se trata de esferas que son diseñadas con proyecciones anamórficas. O sea un arte eminentemente óptico realizada a través de computadoras y aplicado a esferas gigantes. Las esferas flotaban libremente en el piletón sito entre Avenida del Libertador y Avda. Figueroa Alcorta.
En la muestra internacional de Open Lido en Venecia, Italia, va a participar con una mega instalación compuesta por un octaedro gigante, 216 metros cúbicos, construida sobre una estructura de aluminio y cubierta por una gigantografí­a realizada con una computadora gráfica e impresa sobre material viní­lico. Eschermaní­a, es un homenaje de Plá al genial artista holandés M.C. Escher en el centenario de su nacimiento en el año 2001.
-Iconos argentinos
La tecnologí­a de la multiplicación de las imágenes utilizadas en la industria cultural ha permitido la difusión en gran escala de los personajes que la sociedad ha convertido en mitos populares. Estas figuras creadas por los medios de comunicación de masas son un producto que va adquiriendo un significado cultural. A ellos se remiten las multitudes cuando tratan de hallar un sentido de identidad en cuanto estos iconos populares interpretan los anhelos y deseos de quienes los erigen como í­dolos.
Eduardo Plá ha trabajado una serie de retratos de iconos populares argentinos; entre ellos podemos citar a Diego Maradona, Astor Piazzola, Carlos Gardel, Eva Perón, Jorge Luis Borges, Charly Garcí­a, Mirtha Legrand, León Gieco, Graciela Borges, Julio Bocca, y el Che Guevara.
-El arte digital y los mosaicos venecianos
Arte musivo
¿Cómo puede el arte digital proyectar sus realizaciones plásticas para investigar el uso de nuevos materiales? Podemos ver este ejemplo en el uso del mosaico veneciano en la obra de Eduardo Plá, ya que ha incursionado con éxito en la materialización de varios proyectos. En el espacio Murvi, donde se exhibe Arte Musivo en Buenos Aires, asesorado por un equipo técnico de esta fábrica, el artista realizó un trabajo compuesto de tres esferas.
Es importante destacar la adjudicación del proyecto presentado en el sur de Argentina al ganar el Concurso Nacional de Escultura Centenario de la Ciudad de Neuquén, agosto de 2004, que el artista próximamente construirá utilizando este antiguo y noble material.

Eduardo Plá es un multifacético artista í­talo-argentino que ha presentado numerosas exposiciones individuales y colectivas en Europa y los Estados Unidos, Asia y Latinoamérica. Ha recibido premios en Milán, Nueva York y Estocolmo. Se estableció en la Argentina en 1995, y desde entonces ha expuesto su obra en las Salas Nacionales de Exposición, los centros culturales Recoleta y Borges, y el Museo Nacional de Bellas Artes. Plá es considerado un pionero del arte digital internacional.

A juicio de Jorge Glusberg, El arte de Plá no es virtual porque está allí­ para que podamos verlo y observarlo; está presente y es consistente. Pero es innegable que su obra evoca la virtualidad y su arte puede definirse como un arte de lo virtual. Traduce las necesidades de la sociedad en cuanto a creación estética y poesí­a.