Reviews - So Far, So Close: Art from Guadalajara

The Americas Society, New York, On view through January 21, 2004
By Villasmil, Alejandra
Reviews - So Far, So Close: Art from Guadalajara
Los artistas que reúne la muestra So far, So Close: Contemporary Art from Guadalajara comparten no sólo el ser arquitectos de formación y el vivir en uno de los centros culturales más vibrantes de México, sino una forma muy arriesgada de establecer, a través de sus obras, un diálogo directo con la arquitectura, el espacio, el arte conceptual y la historia del arte. La exhibición, abierta hasta enero del 2005 en la galerí­a de Americas Society y curada por la venezolana Gabriela Rangel, directora del departamento de Artes Visuales de esa institución, es una fresca mirada al arte actual de Guadalajara, el segundo centro de producción y actividad cultural de México después de la ciudad capital, y en particular a la obra de un grupo artistas con capacidad de conectar con el público neoyorquino: José Dávila, Gonzalo Lebrija, Luis Miguel Suro, Fernando Palomar y Agustí­n Solórzano. Guadalajara está asociada a nombres tan ilustres como los del escritor Juan Rulfo y el muralista José Clemente Orozco, pero su vibrante escena artí­stica es desconocida en la ciudad de México y sus instituciones culturales siguen siendo obsoletas, según manifestó Rangel en una entrevista con Arte al Dí­a. Las escuelas de artes plásticas de Guadalajara son muy tradicionales y es por ello que estos artistas prefirieron buscar otros lenguajes, como la arquitectura, en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente, uno de los más importantes de México, señaló. La exploración de nuevos lenguajes se manifiesta en acciones y performances documentados en fotografí­a y ví­deo, murales estilo graffiti e instalaciones y esculturas que parten de una investigación conceptual sin descuidar los aspectos formales. En la muestra destacan los trabajos de Luis Miguel Suro, un artista que usa objetos vernáculos e iconos de la cultura popular para proponer violentas metáforas donde se mezclan el sarcasmo y la ironí­a. El artista presenta una escultura que, más que una réplica, es su reinterpretación de la estatuilla de los premios Oscar, hincada y elaborada en cerámica cubierta de óxido de oro. Según el artista, el Oscar es un sí­mbolo de aspiraciones capitalistas y la intención al ponerlo de rodillas, de llevarlo a una situación de humildad, de humillación casi, era hacer una crí­tica institucional. Suro también presenta la instalación Golden Taco 1 y 2, dos platos con tacos de tamaño real hechos de cerámica cubierta de óxido de oro que elevan el estatus de este plato tí­pico mexicano. El artista muestra además un ví­deo y fotografí­as titulados Concepto Espacial, en alusión a la obra del artista Lucio Fontana, en la cual una cúpula de asbesto, colocada en medio de un campo de tiro, es perforada por balas disparadas por amigos del artista. Las fotos, como evidencias forenses, muestran detalles de las perforaciones de la cúpula y establecen una verdadera correspondencia icónica e irónica con la obra de Fontana. Pero la pieza tiene otro nivel de lectura, como podrí­a ser una crí­tica social al hecho de que el asbesto es un material barato frecuentemente empleado en el sector de la construcción del llamado tercer mundo, pese a sus alegados efectos cancerí­genos. Otro trabajo que destaca en la muestra es el ví­deo de Lebrija titulado Aranjuez, que muestra un aspecto no menos engorroso de la sociedad mexicana contemporánea: el machismo y la violencia hacia las mujeres. Desde una azotea, el artista filma clandestinamente una situación en principio confusa, luego desgarradora: una multitud que celebra pací­ficamente un partido de fútbol termina agrediendo fí­sicamente a un grupo de mujeres, quienes por fortuna terminan escapando.