CARMELO ARDEN QUIN

Figura Clave del Movimiento MADI
 
Madi es un movimiento que irrumpió en los años 40 gracias al empuje de un grupo de jóvenes artistas emprendedores, como respuesta a la situación artí­stica empobrecida del paí­s y con la intención de realizar una total renovación de las artes plásticas.
By Avena, Patricia
CARMELO ARDEN QUIN

Madi es un movimiento que irrumpió en los años 40 gracias al empuje de un grupo de jóvenes artistas emprendedores, como respuesta a la situación artí­stica empobrecida del paí­s y con la intención de realizar una total renovación de las artes plásticas. En el medio artí­stico de la capital argentina de esa época, la guerra civil española y la segunda guerra mundial tendrán una repercusión paradójicamente positiva, debido a la inmigración forzada de personalidades europeas. En esta atmósfera a todas luces favorable, nacerá el movimiento concreto, disidencia de la simple abstracción que ciertos jóvenes no conformistas encontraban demasiado moderada. Los concretos reconocí­an, por cierto, como fuente a Torres Garcí­a y Pettoruti, no obstante los concretos del Rí­o de la Plata y sus amigos extranjeros que militaban a favor de la misma tendencia, tení­an los ojos fijos en varios movimientos europeos anti parisinos por definición: el constructivismo, el neo-plasticismo y la Bauhaus. En arte, como en polí­tica, los manifiestos se sucedí­an declarando todos los dí­as la revolución, donde la práctica del arte como siempre coincidí­a con la polí­tica y el proyecto estético más radical no era otro que el rechazo de toda forma de figuración, representación o cualquier sí­ntoma subjetivo. Es así­ como en ese Buenos Aires de los años 40 nacerá MADI. ...Madi era un grupo aislado que no tení­a ningún contacto con las galerí­as. Las manifestaciones se presentaban en la casa del psicoanalista Enrique Pichón-Rivií¨re y de la fotógrafa alemana Grete Stern. Más tarde organizamos conferencias con exposiciones de obras en salas, es así­ como poco a poco se formó el movimiento... *

Madi se alejó voluntariamente de estéticas de raí­z romántica para aproximarse a la perfección a través de la precisión y la minuciosidad. Es esencialmente un arte no figurativo de base geométrica, que surgió con la intención de otorgarle a la abstracción una nueva forma, un desarrollo menos rí­gido que el arte concreto y con una visión más lí­rica. Mantuvo constante la ausencia total de la representación, la negación del gesto del artista y la construcción geométrica, pero renovó el lenguaje con la utilización de colores vivos, superficies y lí­neas curvas y cóncavas para la pintura, rompiendo con el marco rectangular anclado en la tradición, y la movilidad y ausencia de color para la escultura. Pero no se puede hablar de Madi sin nombrar a su principal creador e inspirador constante, Carmelo Arden Quin, quien desde sus inicios en Buenos Aires aportó un cúmulo de innovaciones en el dominio de la abstracción geométrica, defendiendo una total libertad tanto en el material como en la técnica, esforzándose siempre por obtener un dominio perfecto.... al crear la forma, Madi abrió para la plástica una libertad absoluta. Alcanzar el movimiento perpetuo a través de la utilización de colores simples, estructuras poligonales y espacios vací­os. Madi no se contenta con las formas inmóviles y los espacios cerrados, en su concepto no hay ni interior ni exterior, rechaza toda idea de delimitación, es una revisión de la plástica en general... *

Entre Arden Quin y su obra existe un entrelazamiento de diálogo donde la exploración estética y lúdica despliega su curiosidad y materializa sus ideas. Sumergido en su pensamiento plástico, explora el espacio para así­ encontrar el instante donde detenerse. La forma plástica en la obra de Arden Quin intenta abrirse hacia una aventura. A través del marco recortado , sale así­ del rectángulo, de la ventana o del cuadrado, va más allá del agujero, para descubrir otros contornos. ...Madi es una salida incluso psí­quica del rectángulo, hace siglos que nosotros pensamos con el cuadrado, con el rectángulo, pero no con la totalidad de la geometrí­a... .* En sus cuadros los colores se desplazan en diferentes direcciones, pero se condensan en un cierto punto del espacio, el centro geométrico de la perspectiva. Cada objeto móvil, cada coplanal , cada cuadro, constituye una invención plástica, un juego de formas y colores que se movilizan entre el espacio y el tiempo de un modo utópico, inventado. ... la palabra coplanal está compuesta de las palabras: cooperación y plan, y muestra que son objetos compuestos libremente sin un marco definido. Madi tiene su vocabulario, nosotros no somos constructivistas, ni arte concreto, ni abstractos; somos artistas geométricos, nosotros afirmamos nuestro origen que es la geometrí­a, sin la geometrí­a no hay Madi; es decir todos los elementos de la geometrí­a, el punto, la lí­nea, el plano, el volumen y la forma. Son cinco elementos geométricamente constituidos hasta llegar a la forma poligonal, donde la dimensión no es únicamente el rectángulo y el cuadrado, sino un óvalo, un cí­rculo, un triángulo, un trapecio, hasta llegar a lo que nosotros llamamos la forma Madi .*

A lo largo de los años la obra de Arden Quin se mueve entre coordenadas invariables, que son la fidelidad a su maestro Torres Garcí­a -que conoció en 1935- y el arte Madi, su voluntad de sencillez y claridad, tanto en la creación plástica como en la expresión teórica. Jamás reivindica prioridad alguna, por el contrario, cita y explica la obra de los que le precedieron, reclamando en primer lugar para sí­ la herencia de Torres Garcí­a y el impacto que le causaron sus juguetes de madera articulados. Radicado en Buenos Aires desde finales del 37, estudia filosofí­a y letras, frecuenta tertulias de pintores y escritores y conoce a los poetas Godofredo Iommi y Edgar Bayley. Co-fundador de la primera revista de arte abstracto Arturo-1942- y de Madi -1946-, parte a Parí­s en el 48 llevando consigo la idea de Madi como grupo, rehaciendo uno que ejercerá su influencia por doquier, el Movimiento Madi internacional . Si en 1953 el grupo se componí­a sólo de diez artistas a juzgar por las obras que aparecen reunidas en el Salon des Réalités Nouvelles de aquel año, desde entonces y hasta hoy, a Carmelo Arden Quin parece importarle más que cualquier otra cosa, más que su creación personal incluso, el arte Madi, la obra de cada miembro del grupo, las exposiciones colectivas antes que las personales, así­ como la difusión del movimiento a escala internacional. El resultado es la actual dimensión internacional del arte Madi con más de 60 artistas de una docena de nacionalidades que le respetan y le siguen, en una continuidad de cincuenta años, algo sin precedente en el arte de hoy. ... Madi es el primer movimiento en el mundo del arte contemporáneo que tiene museos, así­ se crearon el museo de Dallas, Maubeuge, Hungrí­a, Macla en Argentina, donde nació el movimiento y actualmente estamos trabajando con las autoridades de Fortaleza(Brasil) para crear el museo Madi que trabajará en asociación con el Museo de la Plata (Macla).*

Pero la lista no se acaba aquí­ y Carmelo Arden Quin no deja de sorprendernos; hay que escucharle hablar del resto de las manifestaciones del movimiento, tales como la exposición Madi Internacional en Montigny-le-Bretonneux y la inauguración de Orión centre d?Art géométrique MADI, ... es una vieja idea que se concreta, la de crear en Parí­s un centro de arte Madi donde todos los artistas del movimiento de todas partes del mundo pueden exponer sus obras, donde se realizarán exposiciones colectivas, individuales y de grupos. Es un centro galerí­a donde los artistas Madi exponen y venden sus obras, pero el centro tiene otra función, la de presentar conferencias y coloquios, exhibiciones, cine, música, danza y arquitectura con tendencia Madi. Es únicamente para que la gente conozca y vea en forma permanente a los artistas Madi del mundo entero * y futuras exposiciones, como la que se hará en el Centro Cultural Borges (Argentina) el 7 de julio, otra gran exposición Madi en el Museo Matisse en Le Cateau-Cambrésis (Francia) para el año 2007 y un proyecto para una exposición que se hará en Moscú por intermedio del grupo Madi Hungrí­a. Actualmente Arden Quin expone con tres artistas históricos de Réalités Nouvelles ? Kupka, Del Marle y Colombier? en la Galerie des Wantiers, en Valenciennes.

En medio siglo de existencia, Madi llega no solamente a subsistir, sino que se renueva y se propaga constantemente, ...porque el Madi de hoy no es el Madi de los años 50, como el de los años 50 no es el Madi primitivo, el Madi actual integra la técnica moderna, la luz, el aluminio, el plástico. Madi trabaja sin lí­mites, como los ángulos, los números, que son sin lí­mites; en un cuadro hay cantidad de ángulos que permiten una libertad de creación absoluta. Lo que siempre pido a los crí­ticos e historiadores es que cuando se refieran a Madi acentúen su origen, que es la geometrí­a, el origen no es Arden Quin, el origen de Madi es la geometrí­a, porque lo que yo hago no lo hago sin la geometrí­a. Para mí­ personalmente es una alegrí­a inmensa afirmar la geometrí­a en el arte, lo que propone Madi es un arte esencialmente geométrico, es un movimiento libre donde la única exigencia para participar es el ví­nculo y afecto a las formas geométricas y a la idea de la poligonalidad, lo que por otra parte abre el camino a la imaginación...