VÍCTOR RODRÍGUEZ

Ramis Barquet, New York
By Villasmil, Alejandra
VÍCTOR RODRÍGUEZ
Si con el advenimiento de la fotografí­a comenzó a plantearse la posibilidad de un "fin de la pintura", con el rápido avance de la tecnologí­a digital ha surgido el cuestionamiento de qué tan rápido se puede digerir la sobreabundancia de imágenes, dada la velocidad con que éstas pueden ser reproducidas y diseminadas globalmente. Con todo, las predicciones sobre el fin de la pintura han demostrado ser infundadas, a la luz del replanteamiento -siempre en progreso- tanto del contenido como de las técnicas y formas de representación del espacio bidimensional. Ví­ctor Rodrí­guez (México, 1970) demuestra que, en el caso particular del foto-realismo -o la "realidad magnificada"-, de nada vale una técnica preciosista cuando la idea está ausente. El artista elabora una "pintura conceptual" en la que el hiperrealismo es la herramienta -y no la raison d'íªtre- para representar sus ideas, por lo general registros de performances en los que su musa por muchos años, Mayte, es protagonista. Las imágenes de Rodrí­guez se antojan activas y pasivas a la vez, como la toma congelada de una pelí­cula. Son "puestas en escena" de la cotidianeidad doméstica y urbana, con alusiones, en algunos casos, a momentos o personajes de la historia del arte. En sus pinturas, Rodrí­guez plantea una contradicción, aquella del momento "falsificado" que es representado con "realismo".