arteBA 2005

Predio Ferial de Palermo, Buenos Aires
By Tortosa, Alina
arteBA 2005
arteBA 2005 -la 14 º edición de la feria de galerí­as de arte contemporáneo- tuvo lugar del 20 al 25 de mayo en el predio histórico de La Rural, en una de las grandes salas de exposiciones renovadas con ese fin. Cincuenta y ocho galerí­as, seis art dealers privados, un "Barrio Joven" en el que exponí­an doce espacios experimentales, proyectos comunitarios como el del Alto Paraná, museos y fundaciones municipales y nacionales, el Museo de Arte Moderno de Bahí­a, Brasil, publicaciones ligadas al mundo del arte, librerí­a, materiales para los trabajos de artes visuales, el siempre elegantí­simo Bar Chandon, confiterí­as y alegres espacios de relajación para que el visitante exhausto de mucho caminar pueda descansar, hicieron las delicias de expertos y de neófitos.
arteBA se ha establecido a lo largo de su trayectoria como el espacio mediático en el que cada año se presentan y resuelven nuevas propuestas estéticas y culturales que enriquecen a la comunidad. El devenir de esta feria ha sido también una escuela curatorial importante para los directores de las galerí­as en general, como respuesta a los requerimientos de la dirección de arteBA Fundación. Lo que empezó siendo un bazar desordenado se ha convertido a lo largo de sucesivos diseños en uno de los espacios de exposiciones más refinados, operativos y despejados. Este año la feria recibió a más de 85.000 visitantes.
Las avenidas a través de las cuales se accedí­a cómodamente a los distintos espacios llevaron los nombres de maestros modernos desaparecidos -Antonio Berni, Ví­ctor Grippo, Raul Soldi- y del curador moderno argentino que se ha convertido en una figura legendaria - Jorge Romero Brest. Una de las plazas estaba dedicada a uno de los artistas más inteligentes del siglo XX: Jesús Soto, y otra al coleccionista, promotor y marchand Alejandro Furlong.
El espí­ritu contemporáneo de la feria se vio enriquecido por obra moderna de maestros de la talla de Carlos Cruz-Diez, Jesús Soto, Julio Le Parc, Martí­n Blaszko y César Paternosto en Durban Segnini Gallery de Venezuela.
GC Estudio expuso obra histórica de una gran belleza de los 1960 de León Ferrari, Jorge De La Vega, Enio Iommi, José Antonio Fernández Muro y Mario Pucciarelli. La dirección de esta galerí­a ha dado señales de gran madurez al cambiar el estilo ecléctico de otros años por una puesta en escena pensada cuidadosamente, tanto en contenido como en el diseño en el que se expusieron los trabajos.
En Jorge Mara-La Ruche las pinturas modernas de Alfredo Hlito, César Paternosto, Kasuya Sakai y Adolfo Estrada conviví­an con las fotos de Horacio Cóppola y los dibujos en tinta y aguada de Eduardo Stupí­a, presentado todo en el estilo impecable de esta galerí­a. Se vieron esculturas tempranas extraordinarias de Enio Iommi, como es habitual, y de Claudio Girola, en Aldo De Sousa.
Laura Haber mostró también obra histórica y trabajos contemporáneos dentro de una lí­nea geométrica ligada al constructivismo y trabajos de Carlos Gallardo, un artista refinado, que discute la enfermedad y el sexo en estructuras tanto tensas como sutiles. También habí­a obra de Carlos Gallardo en Matilde Bensignor, junto con obras de Clorinda Testa, Edgardo Jiménez, Renata Schussheim y Luis Wells. Arcimboldo volvió a exhibir los trabajos de sentido polí­tico demasiado explí­cito del Grupo Escombros y otras obras entre las que se destacaban los óleos de Edith Matzen Hirsch.
Algunos de los espacios de Barrio Joven mostraron piezas que sobrepasaban en creatividad y refinamiento a muchas de las galerí­as tradicionales, como la pared de Aili Chen en Baltar Contemporáneo y los backlights de Inés Drangosch en MOPT, en los que la artista recorre mapas definiendo la identidad geográfica a través de la poesí­a y sus autores.
Braga Menéndez arte contemporáneo expuso a todos sus artistas en un espacio amplio de manera más cuidada que lo que este galerí­a solí­a hacer, basándose en un proyecto curatorial que priorizaba la superposición de la obra a la manera de objetos en una bazar de provincia, como forma espontánea de presentación. Dabbah-Torrejón a las antí­podas de toda exposición desarticulada, presentó a sus artistas con el cuidado de siempre. Las obra exquisitas de Lucio Dorr y de Daniel Joglar, las fotos intrigantes de Dino Bruzzone, entre otros trabajos, hicieron de contrapunto a la obra más recia de Marcela Astorga, o la más técnica de Karin Schneider.
En Elsi del Rí­o, se pudo leer en los dibujos sensuales sobre papel en tonos vivos y pastel de José Luis Anzizar el humor y el sentido poético que definen la obra de este artista, humor y poesí­a que se vieron secundados en la obra de Mariana Vidal en imágenes y trazos totalmente diferentes. Proyecto A expuso obra diversa en técnicas muy diferentes en una suerte de proximidad aleatoria. Artur Lescher redefinió la estructura de las formas que exhibió en Nara Roesler. Thomas Cohn expuso grandes óleos de Oscar Oiwa, románticos y atractivos Ruth Benzacar mantuvo un sentido estético coherente en los trabajos que mostró y en cómo los mostró. El entusiasmo y el conocimiento de Orly Benzacar a la hora de hablar sobre las obras y los autores agregó interés a obras de por si interesantes. Elba Bairon en El Borde fue uno de los grandes deleites de arteBA.
Zavaleta Lab, KBK arte contemporáneo de México, DPM arte contemporáneo de Ecuador, Del Infinito Arte, Daniel Abate, Baro Cruz de San Pablo, Brasil, en técnicas y disciplinas diferentes y estéticas diversas mostraron los autores que representan creando cruces de intención y de forma en una suerte de sinfoní­a clásica contemporánea atonal.
Los premios que se dieron de gran envergadura y el ciclo de conferencias sobre "Circuitos latinoamericanos / circuitos internacionales" que se llevó en el auditorio y del que participaron Gustavo Buntinx, Rafael Doctor, Andrés Duprat, Ticio Escobar, Fernando Farina, Eva Grinstein, Paulo Herkenhoff, Lilian Llanes, Marcelo Pacheco, Justo Pastor Mellado, Gabriel Pérez Barreiro, Gabriel Peluffo, Mari Carmen Ramí­rez, José Roca, Adriana Rosenberg y Julián Zugazagoitia, y los galeristas Orly Benzacar, Florencia Braga Menéndez, Horacio Dabbah y David Pérez Mac Collum completaron de manera inteligente y cuidadosa este evento pensado para captar la atención y el deseo, tanto del público local, como del público extranjero en tránsito entre ferias, bienales y mega exposiciones en varios continentes.