ALEJANDRA PADILLA

Puntadas de Papel
By Tortosa, Alina
ALEJANDRA PADILLA

Con una cita de Gregory Bateson como introducción y un texto erudito de Eliseo Verón en el catálogo sobre la cualidad fractal de la naturaleza, de acuerdo a la teorí­a propuesta por Benoit Mandelbrot, el hombre que acuñó el término fractal, la exposición de Alejandra Padilla en la Galerí­a Rubbers Internacional es un tour de force de trabajos complejos realizados entre 2004 y 2005.
Los elementos básicos del trabajo de Padilla son recortes de papel que se repiten pegados uno al lado del otro como puntadas que "bordan" dibujos obsesivos sobre un soporte rí­gido. El objeto o la forma puede ser anónimo o una alhaja. La estructura cambia de obra en obra, puede ser linear o caótica, concreta o abstracta, dinámica o estática. Estas "policopias", como las llama la artista, no difieren de composiciones pintadas, a las que se parecen. Son "collages" porque cada recorte está adherido al soporte pero no se relacionan visualmente o conceptualmente con el pegado tradicional de un material sobre otro. Y como lo propone Mandelbrot: en la fí­sica y en la naturaleza hay formas y estructuras que aunque parecen irregulares y casuales que mantienen un cierto esquema de regularidad en su "casualidad". Lo mismo se puede decir del trabajo de Padilla.
La artista eligió desde el principio trabajar con reproducciones de artí­culos de lujo en las revistas de papel satinado, una elección curiosa que pareció cuestionar originalmente su compromiso con desarrollar una situación de arte sensible. A través de las exposiciones posteriores el espectador pudo captar la seriedad de sus intenciones y su necesidad de evitar lo obvio y los medios técnicos y soportes de moda en la última década. La tensión entre el uso de elementos relacionados con la moda y su voluntad de encontrar técnicas alternativas a las que usan sus pares y sus contemporáneos agregan sentido y fuerza a su trabajo y cuestiona la relevancia de la moda como tal.
Padilla parece ignorar y desconfiar de las condiciones traumáticas contemporáneas relacionadas con la violencia en sus muchas formas; prefiere analizar temas que nos refieren a una percepción ilustrada de la ciencia y de la filosofí­a. Cuán conciente es ella de lo que está haciendo, queda por verse en el proceso en curso de su trabajo.

Alejandra Padilla nació en San Miguel de Tucumán, Argentina, en 1961. Actualmente vive en Buenos Aires. Participó por primera vez en una exposición colectiva en el Centro Cultural Recoleta en 1994, y ya en 1997 expuso de manera individual en el Centro Cultural Ricardo Rojas, ambos de Buenos Aires. Desde entonces se sucedieron las muestras de su trabajo en Nueva York, Miami, Chicago, Basilea, Rotterdam, Madrid y Viena, entre otras ciudades. En 1999 fue becada por el Fondo Nacional de las Artes. Es representada en la Argentina por la Galerí­a Rubbers.