REVIEWS - THE ARMORY SHOW

Piers 90 and 92, Chelsea, New Cork
By Villasmil, Alejandra
REVIEWS - THE ARMORY SHOW
La feria más grande de Norteamérica, y una de las más prestigiosas del mundo, reunió por cuatro dí­as a 162 galerí­as, de las cuales el 50 por ciento provení­a de Europa, 33 por ciento de Nueva York y dos por ciento de Latinoamérica. Pese a que mucho del arte visto en el Armory no era novedad para los neoyorquinos, algunas galerí­as presentaron propuestas frescas, artistas emergentes aún poco conocidos y proyectos que se salieron de las convenciones de este tipo de exposiciones. La galerí­a Fortes Vilaca, de Sao Pauolo, presentó trabajos especialmente realizados para la feria, entre ellos un trí­ptico de Vik Muñiz perteneciente a su serie de Naturalezas Muertas, una obra reciente de José Damasceno y un dibujo de gran formato de Janaina Tschape, tan evocador y oní­rico como sus fotografí­as de perfomances en espacios naturales. La galerí­a mexicana Kurimanzutto trajo la obra de Dr. Lakra, mientras que Enrique Guerrero presentó una serie de pinturas de Manuel Cerda que emplean técnicas de tercera dimensión. Estos trabajos, interactivos por naturaleza, invitaban al espectador a una tarea detectivesca: descubrir, usando lentes especiales, imágenes ocultas, metáforas encubiertas tras una primera lectura visual. Enrique Guerrero también expuso una instalación de un sombrero colectivo de Pedro Reyes y una serie de trabajos en papel sumergidos en agua donde se han lavado cadáveres de la artista Teresa Margolles. Adriana Varejao y Teresita Fernández exhibieron con la galerí­a neoyorquina Lehmann Maupin, mientras que la galerí­a Brent Sikkema, de Nueva York, mostró una serie de collages del venezolano Arturo Herrera. Desafiando el hermetismo del booth, Deitch Projects, de Nueva York, le entregó su área de exhibición al artista Espo, conocido como Steve Powers, para que lo transformara en una panaderí­a. En otra aproximación radical, la galerí­a neoyorquina Bellwether encomendó a la artista Allison Smith la instalación de un armory con más de 100 armas hechas a mano.