PREMIO ARTEALDIA.COM

Maria Cristina Fresca
 
Iniciada en la pintura, Marí­a Cristina Fresca (Buenos Aires, 1962) adopta como eje de su discurso artí­stico la fotografí­a, pero utilizando un novedoso planteo espacial: la instalación.
PREMIO ARTEALDIA.COM

Iniciada en la pintura, Marí­a Cristina Fresca (Buenos Aires, 1962) adopta como eje de su discurso artí­stico la fotografí­a, pero utilizando un novedoso planteo espacial: la instalación. Esto le permite construir un nuevo lenguaje sin renegar del hecho fotográfico mismo, pero saliéndose del marco tradicional. Otra caracterí­stica propia de la obra de Fresca es su singular destreza en el manejo de la luz y la abstracción en un doble juego cromático y plástico. Siendo una artista joven aún, logra una identificación y un estilo propios: sus niñas de otro tiempo y sus luminosos colores stendhaleanos constituyen un sello rápidamente reconocible. Se trata de una obra provocativa, pues no es plana, lineal y descriptiva, sino que establece un renovado proceso de interacción con el hecho fotográfico.

Ver Galerí­a