Reviews - Vision(s)

Hatman Art Space, Coral Gables, Florida
By Villasmil, Alejandra
Reviews - Vision(s)
En esta exhibición, curada por el venezolano Jorge Hulian, convergen distintas visiones de lo cotidiano, tanto de lo palpable, real y material como de lo que se vuelve casi intangible, lo que es imaginado o soñado. A través de la fotografí­a y la instalación, los artistas investigan las tensiones entre lo urbano y lo natural, o lo autóctono y lo que nos es propio versus lo que extraño y ajeno. En una instalación fotográfica, Ali Cordero contrapone escenas de los llanos venezolanos con acercamientos de lugares y personas, mientras que Alejandra Villasmil explora la transformación de objetos y lugares comunes en imágenes irónicas y absurdas a través de asociaciones inesperadas. Otros artistas expresan su fascinación por la naturaleza, como es el caso de Lucí­a Pizzani y su trabajo fotográfico Liquid Foliage, un dí­ptico de estética minimalista en el que las superficies de mares y rí­os se transforman en abstracciones pictóricas, o los paisajes invertidos en papel de oro y plata de Marí­a Cristina Carbonell. Los artistas Charo Oquet y Carlos Gambino capturan con su lente lo que podrí­an ser referentes de origen e identidad. Oquet lo hace a través del discurso religioso -imágenes de altares y de la santerí­a afrocaribeña- y Gambino mediante sus registros -acaso, autobiográficos- del éxodo de venezolanos a otros paí­ses. Más í­ntima y autoexploratoria, la obra de Valeria Cordero consiste en una serie de fotogramas de amplio formato en los que ha impreso partes de su cuerpo, como si se tratara de radiografí­as. Una aproximación similar es la de Poupée Tessio y sus instalaciones de vestidos de novia, sí­mbolos de lo femenino que expresan con ironí­a su condición de mujer. Las artistas Sylvia Riquezes y Ani Villanueva, en tanto, representan lo natural a través de lo que no lo es, lo orgánico mediante el uso de materiales industriales. Riquezes construye una instalación de bouquets con una malla metálica y bolas rojas que son metáforas de energí­a y de sus orí­genes latinoamericanos, mientras que Villanueva, que ha venido desarrollando una serie de objetos que confunden, nuestras nociones de lo falso, presenta esferas cubiertas de tachuelas plateadas de carácter casi lúdico que remiten al cosmos.