REVIEWS -50 YEARS OF ABSTRACTION IN VENEZUELA

Corp Group Cultural Center Foundation, Caracas
By Gladys Yunes
REVIEWS -50 YEARS OF ABSTRACTION IN VENEZUELA
La abstracción sigue siendo tema de interés dentro de la visualidad plástica, tanto para especialistas como para las audiencias conformadas por aficionados y coleccionistas; igualmente para los marchand d'art. Esta presencia se evidencia en exposiciones, encuentros y debates, eventos que se realizan con frecuencia en el ámbito nacional e internacional. En este contexto la exposición Espacios Re-dibujados. 50 años de abstracción en Venezuela, Fundación Corp Group, Caracas, en exhibición entre el 30 de Abril y el 28 de Mayo, se sumó a otras importantes propuestas discursivas presentadas en el paí­s. La muestra recogió un conjunto de 87 obras de la autorí­a de 76 artistas cuyas realizaciones se presentaron como una suerte de saga de la abstracción en Venezuela durante medio siglo, tanto el tí­tulo de la exposición como el texto de Juan Carlos Palenzuela apuntaron hacia una lectura en esa dirección: la abstracción referida en sus dos vertientes históricas, geometrí­a e informalismo. Así­, se encontraron obras emblemáticas de grandes creadores como Soto, Cruz-Diez, Otero, Hung, etc. Otras piezas, entre las que figuraron Sin tí­tulo, 1953, de Carlos González Bogen, Movimiento oscilatorio, 1956, de Alfredo Maraver, Composición, 1958, de Maruja Rolando, Leño, 1966, de Oswaldo Subero y Sin Tí­tulo, 1970, de Marcel Floris, ofrecieron una visión más amplia de las inquietudes que se gestaron en los apasionados e intensos años cincuenta, sesenta y setenta. No obstante, la muestra se deslizó por la senda de las interpretaciones abiertas, extremas y polivalentes que dieron entrada a otras ideas de la abstracción que posiblemente muchos no compartan. Entendemos que la hibridación de los lenguajes propia de las posturas postmodernas otorga una mayor flexibilidad a la hora de establecer categorí­as, sin embargo, una selección más rigurosa y ajustada a los valores defendidos por los artistas abstractos durante casi un siglo hubiera favorecido a la exposición desde el punto de vista formal, conceptual y museográfico.