MATEO ARGUELLO PITT

El Discreto Encanto de la Inocencia
By Laura Feinsilber
MATEO ARGUELLO PITT

Córdoba es una provincia mediterránea de la Argentina, nudo de comunicaciones desde su origen, sede de la primera Universidad y de la primera imprenta del Rí­o de La Plata, asiento inicial de las órdenes religiosas y de las estancias que ayudaron a definir nuestro nivel productivo. Desde sus inicios se caracterizó por su espí­ritu rebelde y apasionado, poseedora de una geografí­a que sedujo a los artistas locales y a aquellos que allí­ se establecieron y que mantuvieron una fundamental relación con el paisaje cuya diafanidad quedó plasmada en la obra de la gran mayorí­a de sus pintores históricos.
Esta seducción ancestral continuarí­a en los artistas de la generación intermedia, sin importar el registro estético y en los emergentes que conforman un panorama multifacético, de acuerdo a la contemporaneidad. Entre ellos se encuentra Mateo Argüello Pitt, nacido en 1971 y graduado de la licenciatura en pintura de la Universidad Nacional de esa provincia en 1998.
Pintor de gran oficio, cuya técnica el artista relata paso a paso: "Pinto el soporte de madera con látex mezclado con cola viní­lica". "Dibujo con bolí­grafo de distintos colores". "Aplico cera de abejas lí­quida en caliente sobre la totalidad del soporte". "Pinto con la técnica del óleo". "Aplico barniz mate".
Importante tecnicidad a la que se suman sus referentes pictóricos: el "art brut", los pintores alemanes de los 80, los informalistas, sus maestros, los pintores de su generación y last but not least, la necesidad esencial de dedicarse profundamente a la pintura.
En sus comienzos la paleta era casi tenebrosa, cargada de azules, rojos y verdes, la materia espesa, personajes pequeños, esquemáticos -una constante de los artistas de los 80- ubicados en un espacio central algo caótico que remite a la idea de cuadrilátero de boxeo y a una sucesión de camas, otro tema recurrente en ese entonces, lugares donde se desarrolla la acción.
Y decimos acción porque hay una actitud de lucha, de confrontación y de tensión entre opuestos, eso sí­, latente.
En algunas obras, los hombrecitos con guantes de boxeo en actitudes propias de ataque y de defensa, ocupan la parte superior del plano en un fondo vací­o al que se opone otro plano inferior absolutamente contrastante, por ejemplo, un campo de florcitas.
La mesa y la cama, dos escenarios fundamentales en la vida del hombre, forman parte de su iconografí­a y ambas han sido abordadas con esa distancia propia de su generación, no exenta de dramatismo. En una carta dirigida al galerista de Atlanta (E.U.A.) con motivo de su exposición, se refiere a "Cama", "Mesa", Casa", "Árbol", "Perro", como disparadores de "la inocencia y la ingenuidad, lugares para ser agudo, irónico, un lugar donde también puede aparecer la metáfora".
En Argüello Pitt hay un orden esencial que él mismo se encarga de quebrar al fragmentar, superponer, ensamblar los elementos de su iconografí­a, así­ como el cromatismo denso dio paso a una luminosidad que da más énfasis a los espacios vací­os o a aquéllos donde aparece un personaje que se opone a abigarrados conjuntos de seres, ya dijimos, esquemáticos.
Muchas veces, éstos aparecen de brazos cruzados ¿es que ya no hay más nada que hacer? ¿Se dan por vencidos ante la imposibilidad de provocar algún cambio?
Sin embargo, no todo está perdido y en un gesto poético el hombrecito con sus guantes de boxeo, de rodillas, arrastra "su paisaje", lo lleva con él.
Los fragmentos mencionados no permiten "ver" esta obra en una primera mirada, se necesita tiempo para seguir el ritmo cambiante de las imágenes y lograr armar este rompecabezas donde hay un constante juego de opuestos que quizás desconcierte al contemplador, pero que nunca lo aburrirá.
Obra en proceso de un joven artista, afortunadamente lejos del "arte espectáculo" del que no queda rastro emocional alguno, obra que importa porque circula por los carriles de la introspección.

Mateo Argüello Pitt nació en Córdoba, Argentina, en 1971. Obtuvo su tí­tulo de Licenciado en Pintura en la Facultad de Filosofí­a y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba. Entre las distinciones a las que se ha hecho acreedor se cuentan la Beca de Producción de la "Fundación Valparaiso", Mojácar, España; el Premio Lufthansa, "XX Salón Nacional Fundación Pro Arte Córdoba" (Museo Caraffa), y el Primer Premio del "Salón Federal 2000 de Pintura, Consejo General de Inversiones..Ha participado en arteaméricas, Feria Internacional de Galerí­as de Arte, Miami, y en ArteBA , Feria Internacional de Galerí­as de Arte, Buenos Aires. Ha presentado muestras individuales y participado en exposiciones colectivas en Buenos Aires, Atlanta (E.U.A.); en la Embajada Argentina en Parí­s, Francia, en Granada (España), y en Portugal.
Lo representa la Galerí­a Via Margutta, de Córdoba, Argentina.