YUCEF MERHI

La Palabra Visual
By Miguel, Miguel
YUCEF MERHI

Centenares de piezas multicolores de Lego ocupaban buena parte de su habitación de infancia en la casa familiar de su Caracas natal. Pequeños robots y juguetes con pilas constantemente lo rodeaban. Desde muy temprano el niño Yucef aprenderí­a, de manera innata y natural, a inventar sus primeras "obras de arte". Posteriormente vendrí­a el Atari que le regalarí­a un tí­o paterno y que le servirí­a para crear su primera instalación digital -hoy conocida internacionalmente- cuando apenas contaba con 8 años de edad. Lector y poeta precoz, Yucef Merhi se sumergí­a en libros que conseguí­a en las bibliotecas públicas que quedaban a poca distancia de su hogar. Es así­ como este joven artista, poeta, productor cultural, estudioso de la filosofí­a, experto en computación, hacker feroz, investigador del ciberespacio, inventor de ideas insospechadas e investigador de lo nunca antes investigado, comienza una fulgurante e indetenible carrera que lo sostiene, en menos de una década, como uno de los precursores del net art y los nuevos medios en Latinoamérica.
Al hacer un recorrido por obras claves de Yucef Merhi intentaremos ilustrar someramente sólo parte de su corta aunque muy activa trayectoria.
La pieza net@ari, de 1985, es una obra que contiene una pelí­cula a espacio real programada con un Atari 2600 donde el artista explora el uso del lenguaje (el lenguaje de programación) como la base de la experiencia cinemática digital.
En 1997, en la exposición Re-Readymade realizada en el Museo Alejandro Otero de Caracas, se confronta por primera vez ante el público con la obra titulada Poliverso Andróctono, cinco gabinetes de baño que contienen poemas escritos por el propio Merhi, evidenciando la mente de un joven suicida. Estos gabinetes contienen a la vez medicinas y fármacos de estricto récipe médico. The Poetic Clock, de 1997, es una instalación con pantalla electrónica que convierte el tiempo en poesí­a, produciendo a diario 86.400 poemas.
The Poetic Machine, de 1998, se gesta a través de un Software que simula una máquina traganí­queles, como las utilizadas en los casinos, en la cual el participante puede crear poemas de manera aleatoria y, posteriormente, imprimirlos para llevárselos a casa, convirtiéndose automáticamente en coleccionista de la obra.
ArtBoom (1999-2005) es una pieza donde personajes conocidos del mundo del arte (artistas, curadores, crí­ticos, directores de museos, galeristas, coleccionistas, etc.) son fotografiados por el propio artista con el prototipo de un reloj cámara de muñeca y presentados como parte de una enorme red de conexiones en un proyecto web que es actualizado constantemente.
No tocar, de 2000, consiste en una lámina diminuta de aluminio con el texto No tocar escrito en Braille, el alfabeto para invidentes. Cuando el participante ciego lo toca, se percata que no lo podí­a tocar.
En Telepoesis, de 2002, Merhi utiliza un telescopio digital dirigido a la parte alta de la puerta principal del Conservatory Garden ubicado en el Central Park de Nueva York, justo en frente del Museo del Barrio, donde fue mostrada por vez primera la obra y en donde el artista colocó una placa con poesí­a inscrita que podí­a leerse a través del telescopio.
Poetic Words, 2002, es un conjunto de siete elementos portátiles e interactivos que utilizan LEDs para proyectar palabras en el espacio, rotando y creando palabras combinadas vinculadas a causas filosóficas, polí­ticas y sociales.
En Máxima Seguridad, 1998-2004, el artista interceptó miles de e-mails enviados al correo electrónico de Hugo Chávez, el teniente coronel golpista cuyo régimen populista, despótico, militarista y de ideas anticuadas, desgobierna actualmente a Venezuela. Interceptando los e-mails, Merhi los legitima como una verdadera y no censurada fuente de conocimiento histórico.
Utilizando la informática, el Internet y otros medios electrónicos sofisticados y de alta tecnologí­a, Yucef Merhi ha hecho de la palabra escrita un discurso singular y ha creado un lenguaje único y actual. Al igual que reconocidos creadores contemporáneos como Joseph Kosuth, On Kawara, Lawrence Weiner, Barbara Kruger o Jenny Holzer, entre otros, Merhi ha sido recurrente en el texto y la escritura para definir un estilo que lo distingue entre los artistas latinoamericanos de su generación. Como muchos artistas que a partir de la segunda mitad del siglo XX recurrieron, en alguna u otra medida, a los caminos abiertos por Marcel Duchamp para definir sus ideas y perfilar sus conceptos en arte, Yucef Merhi ha inventado una fórmula múltiple e infinita que evoluciona dí­a tras dí­a, no se detiene, se identifica y forma parte, de manera cristalina, del arte de nuestro tiempo.

(*) Curador independiente, museógrafo y promotor cultural.

Yucef Merhi (Caracas, 1977) es artista, poeta, y programador. Cursó estudios de Filosofí­a en la Universidad Central de Venezuela y Liberal Arts en la New School University de Nueva York. De igual modo, integró los talleres de creación literaria 1995-96 y 1996-97, mención poesí­a, del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos. Actualmente vive y trabaja entre Caracas y Nueva York. Su carrera incluye exposiciones individuales y colectivas en museos de América y Europa, tales como el New Museum of Contemporary Art (Nueva York); Bronx Museum (Nueva York); El Museo del Barrio (Nueva York); Orange County Museum of Art (Califonia); De Appel (Ámsterdam); Borusan Culture & Art Center (Estambul); Paí§o das Artes (Sí£o Paulo); Museo del Chopo (México DF); Galerí­a de Arte Nacional (Caracas); Museo de Bellas Artes (Caracas); Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofí­a Imber (Caracas); y el Museo Alejandro Otero (Caracas), entre otros.
Asimismo, Merhi ha dictado conferencias en la New York University, Pace University, California Arts Institute, Sandberg Institut, Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón, y numerosos museos en Venezuela, México, Brasil, Estados Unidos, España y Holanda.