Luciana Abait

Se zambulle en el azul profundo
By Block, Isabel
Luciana Abait

Agua ultra azul, piscinas, burbujas, constituyen la más reciente creación de Luciana Abait. Aguas serenas, a veces onduladas, o burbujas que explotan son su más reciente obsesión.

Representando el tema más prominente de la vida en Miami es decir, el agua, Abait se ha zambullido en un tópico nuevo dentro de su formación. En Miami, nuestras actividades sociales y recreativas se desarrollan en la piscina o en la playa. Son los lugares donde las personas a menudo se relajan y olvidan los problemas e inquietudes de la vida cotidiana.

Estar en el agua implica estar en un lugar donde se encuentra interacción humana o soledad, dependiendo de la elección del espectador. Pero las piscinas de Luciana Abait no se relacionan simplemente con el agua o su análisis; de alguna manera, a través de las lí­neas y perspectivas, el observador se siente confinado...¿o tal vez a salvo? Valiéndose de torsos que flotan en las esquinas o escaleras que se encuentran dentro de la piscina, la interpretación de las piletas de natación de Abait representa lí­mites y profundidad. Tranquilidad, pureza, limpieza y una libertad generalizada son los temas de inspiración que transmiten las obras de esta artista.

Desde el punto de vista cronológico, la progresión de Luciana Abait muestra un hilo común. Sus espacios arquitectónicos y abismales, los azules y grises oscuros, los objetos lineales, tales como sillas y escaleras, han estado presentes en las obras de Luciana Abait a lo largo de la última década, un rasgo caracterí­stico que aprendió de sus colegas y maestros argentinos.

Abait describe su obra como un escenario teatral en el que el confinamiento se encuentra siempre presente. Lí­neas y estructuras son sí­mbolos de un ambiente ordenado y seguro, y en su calidad de pintora, Luciana formula la profundidad y el espacio por medio de las sombras de los nadadores que flotan o de las escaleras de la piscina. A diferencia de lo que ocurrí­a en sus obras anteriores, la perspectiva de las piscinas se proyecta desde el fondo hacia arriba. Sus primeras obras muestran habitaciones y paisajes observados desde arriba hacia abajo. Puede ser que el cambio de hábitat de Abait, que se mudó de Buenos Aires a Miami, haya sido finalmente asumido.

Originariamente de Buenos Aires, Argentina, Luciana Abait se mudó a Miami en 1997. En 1998 se incorporó como artista residente al ArtCenter/South Florida. El Art Center la ha ayudado a desarrollarse y crecer en su carrera artí­stica. La interacción constante con el público y con sus colegas en el Art Center se ha convertido en una motivación permanente.

¿Qué le depara el futuro a Luciana Abait? Su más reciente experimentación es el trabajo con cajas de luz. La transferencia de imágenes fotográficas subacuáticas a superficies de Plexiglas con tubos de luz y bisagras que las adosan a una pared han demostrado ser una nueva prueba para Luciana Abait. Además, sus obras sobre tela son de mayor tamaño, lo que constituye un signo de confianza, y sus espacios lineales y confinados están siendo reemplazados por burbujas circulares que estallan, demostrando soltura y alegrí­a.

Las obras de Abait están siendo incorporadas en colecciones públicas y privadas en todo el mundo, entre ellas, la de la compañí­a Swire Properties en Hong Kong, China, y el Hotel Four Seasons y la Corporación Neiman Marcus en Miami, FL. Sus deseos se están convirtiendo en realidad a través de su inclusión en importantes exposiciones en renombradas galerí­as y museos. En 2004, expondrá su obra en el Fotofest, en Houston, Texas, así­ como en Art Chicago. Pero para Abait, su mayor recompensa reside en que la audiencia pueda contemplar su obra e interactuar con ella. Su pensamiento positivo y su personalidad alegre harán que las expectativas de Luciana aumenten constantemente y que pueda cumplir todos sus sueños. Sus métodos nuevos son un constante desafí­o para el público. Abait ha logrado crear y establecer una tendencia saltando a la piscina.